Después de ver esta foto, ¿Sientes que vives así con tu pareja?

“El oído es la parte femenina de tu cuerpo, igual que el ojo es la parte masculina de tu cuerpo. Igual que el ojo es extrovertido, el oído es introvertido. Por eso hay dos tipos de meditaciones en el mundo: meditaciones que se ocupan de la energía del ojo y meditaciones que se ocupan de la energía del oído.

Las meditaciones que se ocupan de la energía del oído son meditaciones femeninas, pasivas: sólo tienes que escuchar, sin hacer nada. Escuchas a los pájaros, el viento que pasa por los pinos o alguna música, o el ruido del tráfico; simplemente escuchas, sin hacer nada, y llega un gran silencio, una gran paz empieza a descender, a irradiar sobre ti. Desde el oído es más fácil que desde el ojo. Es más fácil con el oído porque el oído es pasivo, no-agresivo: no puede hacer que suceda nada, sólo puede dejar que suceda. El oído es una puerta: permite”.

Vivir y compartir en pareja puede llegar a ser muy difícil; con frecuencia, la causa principal de las asperezas y malos entendidos es que no escuchamos lo suficiente.

Cuando tu pareja te hable, tómate esos segundos para dejar pasar lo que tienes en tu mente. Olvida esa notificación del celular que de seguro puede esperar unos minutos; deja a un lado el trabajo pendiente (que no se resolverá sólo pensando en él), y por unos breves instantes no pienses en lo que vas a responder; mejor aún, no pienses, y sólo trata de entender.

Simplemente escucha.

pareja-telefonos-ps

Osho, El secreto de los secretos.- Lenguaje Corporal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s