Las 7 preguntas más comunes en una Entrevista de Trabajo (y cómo responderlas)

No basta con tener una actitud de confianza e ir con la vestimenta adecuada; no puedes salir airoso de una entrevista de trabajo si no cuidas hasta el más mínimo detalle; recuerda que la competencia para cualquier empleo es digna de las olimpíadas; la diferencia entre el primer y segundo lugar es de apenas unas cuantas centésimas.

Para que tu preparación no tenga nada que envidiarle a cualquier secuencia de entrenamiento de Rocky, aquí tienes las 7 preguntas que más probablemente te harán (y la mejor manera de contestarlas).

Ante todo, ten en cuenta que tus respuestas deben mantenerse equilibradas entre tus intereses y los de tu empleador; Demasiado peso hacia tus requerimientos y olvídate del empleo… demasiada complacencia hacia el entrevistador, y te verás sospechoso (y fuera de la competencia también).

Empecemos con el conteo, en orden de dificultad…

7. “¿Cuáles son tus fortalezas y debilidades?”

Recuerda que no te están pidiendo una lista concreta; al responder esta pregunta es ideal que ilustres cada punto con ejemplos y experiencias, preferiblemente distribuyéndolas a lo largo de toda tu experiencia profesional y relacionándolas con cada uno de tus estudios. De esa manera matas tres pájaros de un tiro: Hablas de tus puntos fuertes, relatas historias (cortas, por favor) sobre tu experiencia profesional y vas haciendo una reseña de tu resumen curricular.

Asegúrate de “mezclar” tus debilidades a medida que relatas tus fortalezas. Es como un plato agridulce; la combinación de ambos sabores es deliciosa; degustarlos por separado es… bueno, no tan deliciosa.

Variación maquiavélica: “¿Qué puedes ofrecernos que nadie más pueda?”

6. “¿Estás dispuesto a mudarte o reubicarte?”

Esta pregunta es la más fácil de todas, en realidad (Pero debes estar de acuerdo contigo mismo sobre la respuesta). Pase lo que pase, no accedas a algo de lo que no estás seguro cumplir en el futuro. Eso podría dejar una marca permanente en tu récord laboral.

Si titubeas con la respuesta, de seguro te preguntará: “¿Estás dispuesto a viajar?”

5. “¿Dónde te ves en 5 años? ¿Y en 10?”

Ten cuidado si pretendes concentrarte únicamente en los cargos que pretendes tener “Pienso ser Director de… o dueño de…”, mejor habla de servicio y superación (Cómo puedes beneficiar a más personas con tu experiencia), recuerda que la responsabilidad social no sólo es de las empresas, sino de sus trabajadores.

No dejes de exponer tus proyecciones académicas y laborales. Y si toda la respuesta puede ser como una historia (hipotética, claro está), tanto mejor.

Quizá luego te mareen un poco con: “¿Cuáles son tus metas profesionales?”

4. ¿Eres un recolector, o un cazador? ¿Eres un líder, o un seguidor?

Ésta es una de esas preguntas que no tienen respuesta “Correcta”. Un recolector es ideal para trabajos en equipo. Un cazador tiene iniciativa propia. Un líder motiva a otros a actuar. Un seguidor conoce su lugar en la empresa y la importancia del mismo.

Lo cierto es que todos y cada uno de nosotros somos una mezcla de los cuatro. Así que sólo formula una respuesta honesta (y que esté orientada al beneficio de tu organización). Si debes ser ambiguo, ¡Adelante!

Si te muestras nervioso, seguro te atacarán con… ¿Qué experiencia tienes como (cazador, recolector, líder, seguidor)?

Aquí es cuando la cosa se pone buena, porque de seguro te preguntarán…

3. ¿Cómo se llama nuestro Director Ejecutivo?

No es un buen momento para poner cara de “circunstancias” como sería habitual para Homero Simpson… ¡No me digas que llegaste hasta la entrevista de trabajo, y no investigaste a fondo cada detalle de la empresa! Eso sí, tampoco es necesario que recites de memoria el artículo de Wikipedia de su fundador.

Y para ver si hiciste tus deberes correctamente: “¿Quiénes son nuestra competencia?”

2. ¿Cuál es tu expectativa de salario?

Resiste a la tentación de decir “Al menos un 10% más de lo que me pagaban”, o alguna frase similar. Así como investigaste a la empresa en la que estás aplicando, invierte el doble de tiempo decidiendo, honesta y científicamente, la respuesta a esta pregunta. No olvides leer nuestros tips para negociar salarios.

En este caso, debes ser parco y directo. “Aspiro ganar 4.620 dólares al mes”. No uses palabras como “Espero ganar” (Pues te quedarás… esperando), o argumentar que “Después de hacer una extensa investigación, legué a la conclusión de que mi salario justo sería…”

Al decir el salario al cual aspiras, sé parco y directo. No te justifiques ni des explicaciones.

Vamos, que se supone que si estás empapado en tu industria, no es necesario que hagas una investigación digna de un doctorado para descubrir el salario que va con tu experiencia (Y aunque la hayas hecho, no lo digas). Tampoco des justificaciones como “Es lo acorde con mi experiencia y nivel académico”, pues ¿Quién demonios va a hacer una propuesta de salario que no vaya acorde con su experiencia y nivel académico?

Finalmente, el golpe de gracia…

1. ¿Por qué estás buscando otro trabajo?

Éste ítem es prácticamente el resumen de todo tu desempeño anterior. Sin importar a qué altura de la entrevista te la hagan, recuerda responder en positivo. No digas que tu empleo anterior era desquiciante (sería como tratar de seducir a alguien diciéndole que tu anterior relación fue un fracaso… nada sexy, ¿Verdad?), ni que quieres los beneficios de tu nuevo empleo.

Enfócate en tus metas personales y cómo “Tu progreso profesional te motivó a buscar retos que siguieran estimulando a desarrollar tus habilidades y aportándolas a una organización con objetivos similares“. Puedes usar sinónimos a discreción, pero recuerda: siempre en positivo; decir “Quiero estar en una organización que sepa aprovechar mis habilidades“, traducido a dialecto empleador quiere decir que “Mi anterior jefe es un imbécil, y cuando me vaya de aquí también hablaré mal de ustedes”.

¡Ah! una última pregunta… “¿Por qué te interesa trabajar con nosotros?”

entrevista_de_trabajo_ep_030613

Visto en Lenguaje Corporal

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s