Los lugares que tienen más virus y bacterias

En casa, como en el trabajo, convivimos sin saberlo con objetos y lugares fuente de miles de virus y bacterias. Para evitar la propagación de enfermedades es bueno saber cuáles son los más contaminados y cómo actuar al respecto.

El teléfono

Según el Dr. Charles Gerba, de la Universidad de Arizona, especialmente el de una oficina, puede llegar a tener unas 400 veces más gérmenes que la pileta del baño. La causa de ello, es que al hablar se escupen gotas pequeñas de saliva que permanecen en el teléfono, además están las bacterias de las manos. Por lo cual, cuanto más personas utilizan el teléfono, este puede transformarse en una fuente de contagio de muchas enfermedades.

El computador de la oficina

De acuerdo al Dr. Peter Wilson, de la Escuela Universitaria de Londres, un teclado de oficina contendría hasta 5 veces más virus y bacterias que un inodoro. Según él, las computadoras y zonas comunes de la oficina, serían las principales fuentes de contagio entre los trabajadores.

Las canillas del grifo

Todos al lavarse las manos lo primero que hacen es abrir la llave del grifo, tocándola con las manos sucias. Y al terminar de lavarse las manos, con esas mismas manos limpias se cierra la llave, con lo cual se ensucian nuevamente las manos. Para evitar esto, habría que tener la precaución de cerrar la llave con la ayuda de un papel, al igual que para tocar la puerta para entrar y salir del baño.

El gimnasio

Muchas personas utilizan en un mismo día de manera consecutiva estos aparatos de gimnasia y cada uno que pasa por ellos va dejando sus virus y bacterias. Una forma de minimizar un poco los riesgos de contagio, es llevar una toalla limpia y colocarla para tumbarse sobre ella en colchonetas y aparatos donde sea posible. Y siempre inmediatamente después del ejercicio tomar una ducha y lavar la ropa.

Carrito del supermercado

Según el Dr. Gerba, un carrito de supermercado tiene más bacterias que un baño de supermercado; por ejemplo salmonella, E.coli, entre otras. Esas bacterias se traspasan a través del contacto con las manos, con las compras que son tocadas por uno y por otro y colocadas dentro del carrito.

Mascotas

Las mascotas contienen miles de bacterias y parásitos y si no se realiza un correcto lavado de manos luego de tocarlas o limpiar sus desechos, pueden contraerse diversas enfermedades.

Mochilas, morrales y bolsos

Según el Dr. Philip Tierno, de la Universidad de Nueva York: “Los poros en la tela de los bolsos los hacen ideales para alojar bacterias y virus; además, en el fondo de los bolsos y mochilas suele acumularse basura que estimularía el crecimiento de estos microorganismos”.

La pileta de la cocina

La pileta de la cocina tiene muchas más bacterias que muchos baños. Las tablas de picar, esponjas, trapo de limpiar, etc., también son fuente de millones de gérmenes.

Cepillo de dientes

El Dr. James Song de la Universidad de Wisconsin explica: “El cepillo puede contener bacterias que recoge de la boca o que llegan a él por otras vías, y el principal peligro sucede cuando nos provocamos una herida o laceración durante el cepillado, ya que las bacterias podría entrar y causar una infección o algo peor”.

Para evitar que el cepillo de dientes sea una fuente de bacterias, sumergirlo cada 10 días, aproximadamente, en una solución con 50% de agua y 50% de peróxido de hidrógeno y dejarlo durante algunos minutos, o también en medio vaso de agua con unas gotitas de lavandina (hipoclorito de sodio).

El lavarropa

El Dr. Gerba explica: “Toda la ropa contiene cantidades considerables de bacterias, especialmente la ropa interior la cual posee simpre partículas pequeñas de materia fecal. Al lavar la ropa interior, las bacterias pueden quedar atrapadas en la lavadora, pasando luego a otras cargas de ropa, lo que haría de nuestra ropa ‘limpia’ un depósito de gérmenes”.

Para evitar que el resto de la ropa se infecte con la ropa más sucia, es necesario posteriormente al lavado de ésta, realizar un lavado sin ropa con algún desinfectante, antibacterial o solución de cloro.

Para prevenir el contagio de enfermedades, una buena alternativa es desinfectar el teléfono, el teclado, mouse, etc., con toallitas desinfectantes. También siempre mantener alcohol en gel cerca para pasar en las manos de tanto en tanto, e impedir que al llevarse las manos a la boca o los ojos los gérmenes entren al cuerpo.

Apartarse totalmente del contacto con gérmenes es imposible, pero con el correcto lavado de manos, que incluya frotarlas bien durante al menos 20 segundos y un buen enjuague, se puede minimizar un poco el riesgo.

diferencias-virus-y-baceterias

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s