¿Qué es la moxibustion?

El ser humano busca en una vida de estrés y de continuas prisas reequilibrar su salud mental y física. La moxibustión lo consigue. La proximidad del calor permite el fluir de la energía armonizando la circulación energético-sanguínea. La moxibustión es un método externo de prevención y tratamiento de enfermedades por ignición de moxa, para estimular puntos acupunturales.

El material usado comúnmente es de hojas de artemisa vulgaris. Previene enfermedades y refuerza el organismo. La Moxibustión es una técnica antiquísima de la Medicina Tradicional China pero ¿por qué después de tantos siglos continua teniendo tanto éxito?

mox1Ha sido usado durante milenios por acupunturistas, tiene la función de calentar los meridianos y expeler el frío, inducir a la suave circulación del flujo del qi (energía), activar el xue (sangre), atenuar la tumefacción y dispersar la acumulación de factores patogénicos.

Uno de los primeros tratados escritos en el que aparece la Moxibustión es el “Huangdi nei jing” o libro clásico de la medicina interna escrito entre los años 475 A.C. y el 221 D.C.

Este método terapéutico tiene su origen después de que el fuego entrara en la vida del hombre. Es muy posible que cuando calentaban sus cuerpos descubrieran de manera casual el alivio o desaparición de enfermedades al aplicar calor en determinadas partes del cuerpo. Más adelante se irían buscando diferentes formas de conseguir el mismo efecto térmico. De esta forma y en ese momento se descubre que la planta de la artemisa molida y prensada tenía un alto poder de concentración de calor y de cauterización.

Para la moxibustión utilizamos las hojas de la artemisa que, una vez secas, se muelen. Su polvo en incandescencia alcanza los 500 y 600 grados centígrados. Es un calor seco de gran calidad terapéutica cuando se aplica sobre los puntos de acupuntura, meridianos y zonas. Así se suma las propiedades del punto de acupuntura con las propiedades del calor.

mox3La moxibustión se beneficia del calor que se ejerce sobre el cuerpo, activando la oxigenación del área tratada, el flujo de sangre y de calor, y la activación de las glándulas suprarrenales y pituitaria.

moxa-barcelona-021La moxibustión puede ser directa o indirecta y es utilizada en forma de conos, cigarros o aguja caliente o parches de calor. Las técnicas se dividen en dos grandes familias: las técnicas de moxibustión directa (okyu) y las técnicas de moxibustión indirecta (onkyu).

Los conos pueden tener el tamaño de un grano de arroz hasta un centímetro o más. Pueden aplicarse en forma directa o indirecta.

Directa: Se ubica el cono directamente sobre la piel y se enciende en la punta.

Puede el calor llegar a la piel y enrojecerla y se denomina moxa directa sin cicatriz, o sea que no quema directamente ni hace llaga sobre la piel.

Se va cambiando el cono a medida que se consume.

Sirve para síndromes de tipo Xu (deficiencia).

Moxibustión con cicatriz: Es igual que la anterior pero se deja consumir completamente provocando una ampolla, supuración y cicatriz. Antes de la aplicación se coloca jugo de ajo sobre el punto, luego se coloca el cono de moxa sobre éste y se enciende hasta que se consuma completamente, se remueven las cenizas y se repite el procedimiento de acuerdo a las unidades de moxa requeridas por el tratamiento. Antes de colocar cada cono se aplica jugo de ajo. Durante la moxibustión el paciente siente dolor quemante, entonces el acupuntor puede dar suaves palmaditas sobre la piel alrededor del punto para aliviarlo.

Indicaciones

La Moxibustión tal como lo es la acupuntura puede resultar de utilidad para mejorar el bienestar en los casos relacionados con:

Úlcera péptica, pirosis, dispepsias

Hemorroides, estreñimiento, diarreas, colon irritable

Asma, catarros, bronquitis

Cefaleas

Reglas irregulares, metrorragias funcionales, dismenorrea

Infertilidad

Psoriasis, eczema, urticaria

Trastornos del sueño, ansiedad

Artritis-artrosis

Hombro doloroso, dolor de espalda, hernia discal

Enfermedades tratadas con moxibustión

Son muchos y variados los casos en que utilizamos la moxa: en las enfermedades por viento, frio y humedad, así como en el vértigo, la anemia, la amenorrea, la diarrea, la enuresis, los prolapsos, las metrorragias, la debilidad, etc.

Un caso muy típico y eficaz es el tratamiento para la mala posición fetal. Es muy usado por los ginecólogos chinos, y en Occidente ya se practica en algunos hospitales. Se usa esta técnica cuando el feto está mal colocado en el curso de las 3 últimas semanas. La embarazada debe estar semisentada y otra persona le aplica calor con puro de moxa templada en el punto 67 de vejiga “llegada del Yin”, durante 15 minutos en cada punto, una vez al día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s