Ninguna gata consulta un manual sobre cómo cazar ratas

Ninguna gata consulta un manual sobre cómo cazar ratas. Simplemente, salta y los caza. Es una gata, ¡eso es suficiente!

Pregunta:
Me preocupa gritarle a mi hija. Algunas veces me pone nerviosa y entonces yo le grito para que pare.

Respuesta de Osho:
“No, no te preocupes por gritar; en absoluto. Es natural. Sólo tienes que recordar una cosa: equilíbralo con amor.

Hay momentos en los que uno quiere gritar y los niños lo entienden porque ellos también gritan. En realidad, ese es su lenguaje. Si sientes que estás hirviendo en tu interior y no quieres gritar, el niño se siente muy molesto por lo que está pasando, porque esto está más allá de su comprensión. Puede sentir… Toda tu vibración está gritando y tú no estás gritando; incluso estás sonriendo, controlando. El niño se molesta mucho porque siente que la madre le está engañando, y nunca perdonan el engaño.

Siempre están dispuestos a aceptar la verdad. Los niños son muy empíricos, muy con los pies en la tierra. Por eso grita siempre que tengas ganas. Después, sólo tienes que acordarte de equilibrarlo con amor. Después, ámalos enloquecidamente. Si les estás gritando, también les tienes que amar, del mismo modo enloquecido. Abrázalos, baila con ellos. Entenderán que su madre es salvaje y saben que les ama, por eso también tiene derecho a gritarles Si sólo les gritas y no los amas con intensidad y pasión, entonces existe un problema. Por eso, el problema no surge porque les grites. Surge porque no lo equilibras con amor….

Por eso, sé caliente. No hagas caso de lo que dicen los psicoanalistas; el 50 por 100 es basura. Han destruido muchas cosas hermosas en el mundo. Ahora las madres y los padres leen sus manuales sobre cómo comportarse con sus hijos. ¡Vaya tontería! Uno ya sabe…. siendo una madre sabes cómo comportarte. No se necesita aprender de nadie. Simplemente, sé natural.

Ninguna gata consulta un manual sobre cómo cazar ratas. Simplemente, salta y los caza. Es una gata, ¡eso es suficiente! No se necesita ningún certificado, no se necesita ningún consejero. Eres la madre, ¡se acabó! Tu madre naturaleza se ocupará. Si eres natural, se equilibrará solo.

De vez en cuando también canta y baila por tener un hijo tan hermoso. Abrázalo a veces, acércatelo. Déjale que sienta tu cuerpo y siente el suyo. Él es parte de tu cuerpo. Necesita tu calor. En ocasiones agárrale de la mano y corre alrededor de la casa… ve a nadar. Meteros en la ducha juntos, los dos desnudos, bajo la ducha, y él entenderá perfectamente que su madre es natural; que todo lo que hace está bien”.

osho2657

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s